Faithlife Media
¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del SEÑOR está su deleite, y EN SU LEY MEDITA DE DÍA Y DE NOCHE! — Salmo 1.1–2

Salmo 1.1–2

73 views · 4 downloads
0 ratings
Available file types:
JPG
Related Media